• REL

ESPACIOS NATURALES SAGRADOS, BIODIVERSIDAD Y ESPIRITUALIDAD

Actualizado: 23 de nov de 2019


Muchos espacios naturales a lo largo del mundo son considerados lugares sagrados. Siguiendo tradiciones y creencias religiosas muchas comunidades consideran bosques, montañas, volcanes, ríos, cuevas y lagos como lugares sagrados, ya que se consideran hogar de los dioses y espíritus, fuentes de aguas sanadoras y plantas medicinales, lugares de transformación, etc. El conocimiento de los orígenes de estos lugares sagrados se conoce a través de historias y mitos que se han transmitido principalmente en forma oral de unas generaciones a otras. Los sitios naturales sagrados se pueden considerar como un subgrupo de los sitios sagrados, que son aquellos lugares que tienen un especial significado espiritual para las comunidades.


Se puede encontrar una gran variedad de Espacios Naturales Sagrados. Pueden ser pequeños como un árbol o grandes como un sistema montañoso. Actualmente se desconoce el número de Espacios Naturales Sagrados repartidos por el mundo, pero si está confirmado que están sufriendo pérdidas generalizadas de espacio y de biodiversidad.

La conservación de estos espacios esta intimamente ligada con la conservación de la biodiversidad. Los investigadores están demostrando que muchos Espacios Naturales Sagrados conservan altos niveles de biodiversidad, debido a que en los diferentes hábitat, el uso de suelo no ha sido modificado gracias a los altos niveles de protección proporcionado por sus custodios.


El papel de los custodios es fundamental para la conservación de estos espacios. Los custodios son los protectores de la biodiversidad y son los “conservadores” de la sabiduría tradicional (ciclos naturales y agrícolas, diversidad de las plantas, cria del ganado, etc.) y espiritual y además mantienen una relación sostenible con la madre tierra.


Debido a su papel de “conservadores” de la biodiversidad, la “Declaración de Tokio sobre el Papel de los Sitios Sagrados Naturales y los Paisajes Culturales en la Conservación de la Diversidad Biológica y Cultural” reconocen el gran significado de los espacios sagrados para el bienestar espiritual de los pueblos indígenas y las comunidades locales, asi como, el rol que juegan estas pueblos y comunidades como custodios de estos espacios y como poseedores y trasmisores del conocimiento tradicional que preserva la diversidad biológica y cultural. El objetivo de la “Declaración de Tokio” es solicitar “a las autoridades nacionales, los manejadores de áreas y sitios protegidos, los pueblos indígenas y las comunidades locales, las organizaciones del sistema internacional, las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, a que consideren y apliquen, según sea apropiado:


• Las Directrices de la UNESCO y la UICN para el Manejo y la Conservación de Sitios Sagrados Naturales.

Las Directrices Akwé: Kon / voluntarias para realizar evaluaciones de las repercusiones culturales, ambientales, y sociales de proyectos de desarrollo que hayan de realizarse en lugares sagrados o en tierras o aguas ocupadas o utilizadas tradicionalmente por las comunidades indígenas y locales, o que puedan afectar a esos lugares, del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

• La Declaración de Yamato sobre Enfoques Integrados para Salvaguardar el Patrimonio Cultural Tangible e Intangible.


Fundamental para la conservación de estos espacios es “respetar, apoyar y promover el papel que juegan los pueblos indígenas y las comunidades locales como custodios de los espacios sagrados naturales y de los paisajes culturales, a través de un enfoque basado en los derechos, para así contribuir a su bienestar y a la preservación de la diversidad cultural y biológica de estos sitios y paisajes”. (Declaración de Tokio, 2005).


Enlaces de interés:


Sacred Natural Sites


UICN. Sitios Naturales Sagrados


Follow me

© 2016 REL
Proudly created with
Wix.com
 

  • Black Instagram Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ - Black Circle
  • LinkedIn Social Icon